lunes, 4 de mayo de 2015

CENA O COMIDA



Pocas cosas habia en el frigorífico; pero suficientes para completar la cena; con una tortilla y una ensalada ya nos era suficiente, asi que me puse a cocinar....
Deshoje las hojas de una lechuga romana, el troncho de la lechuga lo hice láminas y lo reserve en un bol; remoje unas ramas de apio, los brotes tiernos los puse en el bol junto a las hojas del apio; el tallo más duro lo corte en bastones y lo salteé en una sartén muy caliente con aceite, sal, pimienta y orégano, cuando lo retiré del fuego aún con el calor de la sartén le eché vinagre de manzana y aceite de oliva crudo, para improvisar una vinagreta templada;


la alcachofa la pelé, la hice rodajas y la freí en aceite de girasol, la escurrí y la junté con el apio antes de añadirlo al bol. Tengo que decir que esta ensalada quizás hubiera ido mejor al medio día; por el sabor poderoso. Pero su temperatura y textura la hizo espectacular.


Para la tortilla usé cuatro huevos grandes que los bati junto a las espinacas frescas y troceadas, le puse los dos quesitos en trozos medianos y una pizca de sal, la cuaje a fuego fuerte y quedó suave de sabor y jugosa de textura. En serio intentar hacerlo, las propiedades nutricionales de los alimentos se mantienen cuando reducimos los tiempos de cocción, de estos.