sábado, 19 de diciembre de 2009

SARDINA MARINADA CON PECTICINA DE MENBRILLO







Esta receta se las trae, ya que nace de un accidente... La pectina; esta sustancia la obtuve despues de cocer unos membrillos para ponerlos con natillas; el liquido de la coccion se quedo en la cazuela y olvide apagar el hilillo de fuego que insistia sobre el metal, en un momento en el que parece que alguien te pellizca para avisarte de que algo malo va a pasar, me di cuenta del olvido y cuando llegue me encontre un jugo rosado y gelatinoso, no daba credito y lo probé, hummm! más dulce que ácido, con sabor a membrillo.
Ahora a la receta;  nuestro aperitivo o tapa se compone de una sardina curada-marinada con una mezcla de vinagre de manzana, zumo de limón y sal, la tosta de pan va untada de una salsa tipo romescu, pero con tomates secos; debajo de la sardina escarola con algo de pectina, y para darle color al conjunto más pectina; no veais que hermosura de contrastes, acidos con dulzones sabores de mar, con tostados de fruto seco, y el crujir del pan con el frescor de la amarga escarola, esto esta de guiñar y con vino blanco, con tinto joven, crianza da igual, le va bien todo...




5 comentarios:

www.kabanova.com c/Guardia Civil nº9 Logroño dijo...

No sabía de tus andanzas por el mundo bloguero, pero ya te tengo en mis favoritos para seguirte, cocinero.
Interesantísimo el mundo de la sardina, posibilidades variadísimas, crudas, fritas, al horno, rellenas, o rellenando, empanadas,... Un producto asequible (barato era antes) y que da mucho juego. Si los pescateros colaboraran en servirla ya limpia de escamas y espinas, aún sería más estrella, aunque se encareciera un poco más...

"MoNtXi" dijo...

Que clase me gastas Toñico jeje. Muy chulo el Blog, apuntado queda a mi lista jeje. Un abrazo, y Feliz Navidad jeje!.

Toño Alcalá dijo...

Muchas gracias, por seguir a un pequeño mortal que sigue en su empeño de mostrar las virudes da la gastronomia sobre todo riojana...

A. dijo...

A la rica sardina! La pectina de membrillo es lo que las mujeres de mi familia llaman jalea, y la han hecho siembre a partir de las peladuras y piperos de los membrillos que utilizaban para hacer dulce. Recuerdo lo pegajoso que se me quedaban los dedos cuando de niña probaba esta jalea, que conste que la probaba muchos días muchas veces, por si acaso de una vez a otra cambiaba de sabor...
Otro día te daré la receta de unos membrillos asados que salen de rechupete.Feliz Navidad desde El Rincón de Picuas

Toño Alcalá dijo...

muchas gracias Ana... esto del blog va a ser enriquecedor, ultimamente lo hago con los membrillos al completo, y creo que lo de las mondas y los piperos va a ser interesante....